¿QUIERES CONOCERNOS?

Hace más de 5.000 años el aceite de oliva ya se usaba para la iluminación de palacios y templos, pero fueron los fenicios los que por primera vez en la historia cultivaron el olivo. También tuvo una gran importancia en la antigua cultura egipcia al cual llegó navegando por el Nilo 2.300 a.C.
El olivo fue vida, fertilidad y paz en la Mitología Griega, mientras que la Roma Imperial trasladó el saber hacer del aceite de oliva por la cuenca del Mediterráneo. Fueron los romanos los primeros importadores del más apreciado aceite de oliva de la época mediante ánforas de cerámica, ¿su procedencia? Hispania (España).

Han sido numerosas las civilizaciones, pueblos y personas las que dedicaron su vida a la elaboración de aceite de oliva, entre ellas Manuel Segura Rodríguez, mi abuelo, quien era un hombre de campo. La dedicación preferida de mi abuelo fue el cultivo del olivo y su fin último y primordial, la fabricación del aceite de oliva.

Mi abuelo todos los años, con la aceituna ya fruto colgante del árbol, cogía unas cuantas de olivas y las metía en una pequeña bolsita de algodón, e iba apretándolas con sus manos fuertes, arrugadas y ásperas. Una vez prensadas con sus manos, iba haciendo las catas de los varios zumos resultantes, paladeando el sabor, calibrando el grado de acidez, comprobando a la luz solar el líquido obtenido.

Repetía la faena en pagos de su Pedrera, La Puebla y en los de Osuna .Sabiendo a qué atenerse tras sus catas personales y artesanas, llevaba las cosechas a la almazara, y con el aceite recién fabricado, hacia las combinaciones que consideraba más adecuadas de las distintas procedencias, llevando a término el correspondiente Coupage.

Así disponía anualmente de tres variedades, hojiblanca, arbequina y manzanilla con las que la en distinta proporción, componía el coupage. Y por fin le envasaban el aceite, que titulaba SEGURA Y MANCHA, su primer apellido Segura y el primer apellido de su esposa Mancha. Y lo ponía solo al alcance de sus familiares y amigos. En 2014 mi padre Manuel Ramón y yo decidimos seguir su ejemplo y compartir nuestro producto.

En la actualidad, este proyecto renace y se materializa con Peña Luna, donde queremos perpetuar nuestra historia y ofrecer la producción del mejor AOVE conservando las costumbres ancestrales y el legado de nuestra familia. Nuestra alegría es elaborar un AOVE sublime para un mercado Gourmet y de ediciones limitadas.

NUESTRO EQUIPO

Peña Luna está formado por una gran familia, cada uno de los hombres y mujeres que trabajan en este proyecto lo hacen con mimo, ilusión y profesionalidad. Estamos muy orgullosos de poder contar con estas grandes personas que dan su energía para que el producto salga magnifico cada campaña.

¿QUIERES CONOCERNOS?

Hace más de 5.000 años el aceite de oliva ya se usaba para la iluminación de palacios y templos, pero fueron los fenicios los que por primera vez en la historia cultivaron el olivo. También tuvo una gran importancia en la antigua cultura egipcia al cual llegó navegando por el Nilo 2.300 a.C.
El olivo fue vida, fertilidad y paz en la Mitología Griega, mientras que la Roma Imperial trasladó el saber hacer del aceite de oliva por la cuenca del Mediterráneo. Fueron los romanos los primeros importadores del más apreciado aceite de oliva de la época mediante ánforas de cerámica, ¿su procedencia? Hispania (España).

Han sido numerosas las civilizaciones, pueblos y personas las que dedicaron su vida a la elaboración de aceite de oliva, entre ellas Manuel Segura Rodríguez, mi abuelo, quien era un hombre de campo. La dedicación preferida de mi abuelo fue el cultivo del olivo y su fin último y primordial, la fabricación del aceite de oliva.

Mi abuelo todos los años, con la aceituna ya fruto colgante del árbol, cogía unas cuantas de olivas y las metía en una pequeña bolsita de algodón, e iba apretándolas con sus manos fuertes, arrugadas y ásperas. Una vez prensadas con sus manos, iba haciendo las catas de los varios zumos resultantes, paladeando el sabor, calibrando el grado de acidez, comprobando a la luz solar el líquido obtenido.

Repetía la faena en pagos de su Pedrera, La Puebla y en los de Osuna .Sabiendo a qué atenerse tras sus catas personales y artesanas, llevaba las cosechas a la almazara, y con el aceite recién fabricado, hacia las combinaciones que consideraba más adecuadas de las distintas procedencias, llevando a término el correspondiente Coupage.

Así disponía anualmente de tres variedades, hojiblanca, arbequina y manzanilla con las que la en distinta proporción, componía el coupage. Y por fin le envasaban el aceite, que titulaba SEGURA Y MANCHA, su primer apellido Segura y el primer apellido de su esposa Mancha. Y lo ponía solo al alcance de sus familiares y amigos. En 2014 mi padre Manuel Ramón y yo decidimos seguir su ejemplo y compartir nuestro producto.

En la actualidad, este proyecto renace y se materializa con Peña Luna, donde queremos perpetuar nuestra historia y ofrecer la producción del mejor AOVE conservando las costumbres ancestrales y el legado de nuestra familia. Nuestra alegría es elaborar un AOVE sublime para un mercado Gourmet y de ediciones limitadas.

NUESTRO EQUIPO

Peña Luna está formado por una gran familia, cada uno de los hombres y mujeres que trabajan en este proyecto lo hacen con mimo, ilusión y profesionalidad. Estamos muy orgullosos de poder contar con estas grandes personas que dan su energía para que el producto salga magnifico cada campaña.

GRACIAS A TODOS <3

“El alma de nuestra tierra nace en cada botella”

“El alma de nuestra tierra nace en cada botella”

“ENTRA AQUÍ Y CONOCE NUESTROS PRODUCTOS…”

“ENTRA AQUÍ Y CONOCE NUESTROS PRODUCTOS…”

×